El 50% de ciudadanos españoles que padecen esa enfermedad han sufrido discriminación en ámbitos educativos, laborales y sociales, según los resultados de la última encuesta realizada en el IV Congreso Internacional I+D+i en Acondroplasia.

torero

El enanismo, también conocido como acondroplasia, es un trastorno de los genes y que se presenta en 1 de cada 25.000 bebés que nacen vivos.

Desafortunadamente, es un desorden que en muchos casos conlleva burlas, miradas indiscretas y risas en general, por lo que las personas afectadas por este trastorno es posible que presenten también problemas emocionales o de falta de estima personal.

En una sociedad actual en la que se valora el atractivo físico de forma absurda, sólo un hipócrita afirmaría que el enanismo no puede desembocar en un problema social. Las personas altas suelen ser en cierto manera “admiradas” únicamente por disponer de algunos centímetros más que la media.

Un sujeto muy alto puede sufrir también discriminación, pero a nivel general es la gente más baja la que es objeto de burlas y críticas destructivas.

En el estudio también se han recogido otras conclusiones interesantes, como el 28% de gente con enanismo que afirma padecer la discriminación “frecuentemente”, frente a sólo un 22% que dice no haberla sufrido en ninguna ocasión.

Los afectados encuestados también expresan su malestar por las pocas o en ocasiones nulas instalaciones públicas que no satisfacen sus necesidades, y que en ocasiones pueden llegar a ser un hándicap físico importante. Otros comentarios destacan que  “No se tiene en cuenta la patología y de hecho produce más risa que pena, no como otras discapacidades”;

Las recomendaciones de los propios sujetos afectados de enanismo comunican que sería muy oportuna la concesión de una categoría propia a la enfermedad de la acondroplasia (con un mínimo de un 33% de discapacidad reconocida), junto con una mayor concienciación social y de los medios de comunicación de lo que representa este tipo de trastorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *