Las estadísticas indican que uno de cada 2.000 niños sufre de autismo infantil, lo cual es un severo desarreglo cerebral cuyas víctimas no pueden socializarse de manera normal. A pesar de la severidad de este problema, la medicina nutricional puede ser de gran ayuda en el tratamiento.

autista

La complementación nutricional con la vitamina B6 natural cambia las mediciones electrofisiológicas y bioquímicas anormales de los niños que sufren de autismo hacia características más normales. Por lo cual la vitamina B6 ayuda a normalizar la función de las células nerviosas en los niños.

El ácido homovanílico es el principal derivado del neurotransmisor dopamina, por lo que  la complementación nutricional normalmente incrementa la excreción urinaria del ácido homovanílico, y disminuye su excreción.

Generalmente el magnesio se agrega al tratamiento junto con la vitamina B6 para poder prevenir que cause depleción de magnesio. Además, previene la irritabilidad, la hipersensibilidad al sonido y la enuresis que a veces se presenta con la complementación nutricional de la vitamina B6.

El ácido fólico también tiene un papel importante en la síntesis, la reparación y la metilación del DNA. La deficiencia de folato tisular puede provocar una ruptura cromosómica en un sitio frágil, mientras que la complementación con folato puede interferir en la detección de esos sitios frágiles constitutivos.

Cuando se inicia la complementación nutricional con el folato, es muy probable que sea efectiva en los pacientes con autismo. Algunos estudios indican que los niños que padecen el síndrome X frágil mostraron una mejoría en su comportamiento lo mismo que en su habilidad motora luego de recibir los complementos nutricionales de folato.

Otro nutriente que resulta útil es la vitamina C, esto se debe a su beneficio que actúa directamente como un antagonista competitivo en los receptores de la dopamina. Entre varios estudios clínicos se comprobó que los complementos de vitamina C atenúan en los autistas la severidad de los síntomas motores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *