Los adultos que siendo niños fueron obesos están en mayor riesgo de cáncer de hígado, según sugiere un nuevo estudio. Investigadores analizaron el peso al nacer y el índice de masa corporal (una medida de la grasa corporal basada en la altura y el peso) de más de 165.000 hombres y 160.000 mujeres en Dinamarca nacidos entre 1930 y 1989.

obesidadinfancia

De estos participantes, 252 desarrollaron carcinoma hepatocelular, la forma más común de cáncer de hígado en la edad adulta.

Los autores del estudio calcularon que a los 7 años, el riesgo de carcinoma hepatocelular en desarrollo aumentó en un 12 por ciento por cada aumento de un punto en el IMC. A los 13 años, el riesgo aumentó a 25 por ciento. Por lo tanto, a medida que las unidades de IMC aumentaron en la edad adulta, también aumentó el riesgo de desarrollar carcinoma hepatocelular.
Otros factores asociados con el cáncer de hígado incluyen el alcoholismo, la infección por hepatitis B y C y otras enfermedades del hígado. Sin embargo, los resultados del estudio no cambiaron cuando los participantes con estos factores fueron retirados del estudio, lo que indica que la obesidad infantil fue el factor principal en el desarrollo del carcinoma hepatocelular.

La obesidad infantil no sólo conduce al desarrollo de muchos trastornos metabólicos adversos, tales como diabetes tipo 2 y enfermedad cardiaca, sino también la enfermedad de hígado graso, que posteriormente puede dar lugar a cáncer de hígado.
La importancia de mantener un índice de masa corporal saludable la infancia no puede ser subestimada. Estos resultados alarmantes apuntan a una posible correlación entre la obesidad infantil y el desarrollo de cáncer de hígado en la edad adulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *