Los trastornos auditivos en la niñez deben ser tratados a tiempo para prevenir enfermedades de gravedad. La otitis infantil es una inflamación que afecta al oído medio y puede ocurrir con gran frecuencia en niños de hasta 5 años de edad. Los agentes nocivos presentes en esta enfermedad llegan hasta el oído, por lo general, a través de la trompa de Eustaquio, acumulándose en las distintas cavidades del oído. Todas las enfermedades auditivas deben ser tratadas al poco tiempo, para impedir complicaciones innecesarias. En el caso de la otitis infantil, esta afección puede derivar en una otitis crónica, llevando en los casos más graves a una perforación del tímpano y a la sordera permanente.

ottitisinfantill

Los síntomas principales de la otitis infantil son el dolor de cabeza, la fiebre, cierta irritabilidad (y llanto en bebés), y un fuerte dolor de oído. El tratamiento tradicional de la otitis infantil es por medio de antibióticos de toma oral. En la mayoría de los casos se recomiendan distintos tipos de análisis para determinar el nivel de gravedad de cada caso de otitis en particular. De ser necesario se puede indicar una intervención quirúrgica (solo cuando la situación lo requiera).

Uno de los procedimientos que puede ayudar a mejorar un caso de otitis infantil es la colocación de miel con un hisopo en los oídos del niño afectado por esta condición. Otra de las alternativas disponibles es la colocación de algunas gotas de ajo (este tratamiento es un poco más doloroso, pero da mejores resultados aún).

Para los casos de otitis infantil, de todas maneras, se recomienda tomar algunas precauciones adicionales que pueden proteger a los niños. Es importante evitar la aplicación de gotas que no hayan sido expresamente recomendadas por el médico. Es preferible evitar la colocación de hisopos, dado que pueden dañar el tímpano si se los utiliza de forma incorrecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *