Muchos hemos escuchado acerca de la psicosis, aunque de manera concreta quizá no la entendamos tal y como se suele presentar. Ello se debe principalmente a que esta enfermedad de índole mental tiene dos variantes, algo que podría llegar a confundir tanto a quien las padece como a aquellas personas que creen estar observando a un enfermo de psicosis.

La-psicosis

Conocida generalmente como psicosis maniático depresiva, esta enfermedad viene a ser una alteración global en la personalidad de un individuo, quien no tiene conciencia del problema por el cual esta pasando. Estadísticamente hablando, la psicosis ha llegado a afectar al 0.5% de la población mundial. Dentro de esta psicosis se suelen mencionar a dos variantes o estadios diferentes, mismas que vienen a ser:

  • El acceso melancólico en una fase de depresión.
  • Y el acceso maníaco, que en cambio está en una fase de exaltación.

 

La psicosis en un acceso melancólico

Cuando un enfermo se encuentra con la psicosis en el denominado acceso melancólico, la misma presenta los siguientes síntomas:

  • Una fatiga creciente.
  • Gran sentimiento de tristeza.
  • Insoportable condición de insomnio.
  • Depresión excesiva.
  • Sentido de culpa.
  • Verse amenazado.
  • Sin deseo de alimentarse.
  • No desea hablar y tienen la mirada perdida.

En este tipo de casos, la visita a un médico psiquiatra es importante, ya que el enfermo podría llegar a buscar el suicidio como una solución a sus problemas.

La psicosis en un acceso maníaco

Cuando existe este estadio de la enfermedad, los síntomas varían notablemente en comparación al caso que habíamos mencionado anteriormente; de manera general, ellos pueden ser:

  • El paciente soporta al insomnio tranquilamente.
  • Siempre se debe al enfermo eufórico.
  • Bajo ningún sentido se llega a alcanzar por creerse inagotable.
  • No acepta que le contradiga y su carácter es agresivo.
  • Cada una de sus acciones no tienen un sentido lógico.
  • En casos excepcionales tiene ideas delirantes de filiación.

Este último término que hemos mencionado es muy importante a la hora de tomar en cuenta a la psicosis, ya que dichas personas se llega a creer hijos de la reina de Inglaterra o de cualquier otra personalidad importante. El sujeto generalmente no se mueve y tiene un rostro demasiado expresivo.

2 comentarios

  1. sonia

    17 marzo, 2013 a 19:53

    Muy interesante,es una forma de ser quisiera pensar que nos hace ser así a las personas mas sensibles.Unas en mayor medida,otras menos,pero es aparte de una enfermedad y algo como condición de los que somos mas sensibles y no confío en que pueda curarse,sí poner remedio,conocernos,pero creo es de por vida,para lo bueno y para lo malo,ya que también tenemos cosas muy buenas que los demás no tienen,a pesar de nuestros estados de ánimo no?

  2. Dr, Julio Gosen C.

    15 julio, 2013 a 14:52

    Muy buen articulo, los felicito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *