Lo cierto es que la salud es un bien esencial para cualquier persona en cualquier periodo de la vida. La mujer actual sufre una enorme presión al tener que hacer un gran esfuerzo por conciliar el trabajo con el cuidado del hogar. De hecho, en la actualidad, la mujer sigue siendo hoy día la máxima responsable en el cuidado de las tareas domésticas y en la atención de los hijos. Este exceso de responsabilidad puede llegar a producir estrés en muchas ocasiones, por este motivo, el estrés también repercute en la salud.

interna-3-03

En la actualidad, las mujeres tienen una esperanza de vida que supera los 80 años en países como España, sin embargo, también son propensas a padecer enfermedades como el cáncer. Por este motivo, la mujer debe de tomar conciencia de la importancia de cuidarse a sí misma mediante estos consejos prácticos:

1) En términos estadísticos, la mujer padece migraña con más frecuencia que los hombres. Ante este dolor, algunas pacientes tienden a abusar de algunos medicamentos para calmar el malestar. Sin embargo, dicho abuso en el uso de algunos fármacos lejos de ser beneficioso resulta perjudicial y puede agravar el dolor de cabeza.

2) El ejercicio y el deporte físico son dos de los ingredientes necesarios para fortalecer la salud de los huesos. No sólo se puede realizar deporte en el gimnasio sino que es más gratificante realizar ejercicio al aire libre en contacto con el sol y el aire puro.

3) Al cumplir determinada edad, con la llegada de la menopausia, la mujer debe de estar más atenta a su tensión. Un consejo muy eficaz para poder controlar la tensión es el de reducir el consumo de sal en la dieta diaria puesto que se puede disfrutar del placer de la buena mesa sin abusar de este condimento alimenticio.

4) La incontinencia urinaria afecta a muchas mujeres a determinada edad. Se trata de un trastorno que puede prevenirse mediante el fortalecimiento del suelo pélvico. Las estadísticas muestran que un tratamiento adecuado permite a muchas mujeres superar la incontinencia urinaria pero algunas por pudor y vergüenza viven en silencio estas molestias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *