Reponer el líquido que se ha perdido durante un partido o una carrera es decisivo para la óptima recuperación entre las etapas, o entre un partido y la sesión de entrenamiento.

Algunos deportistas entrenan más de una vez al día, y muchos lo hacen diariamente, lo cual exige la restitución lo más rápido posible del estado corporal adcuado para poder vover al entrenamiento o a la competición en perfectas condiciones.

seddeportista

Aporte suplementario

Es necesaio compensar el volumen de líquido perdido con el sudor, per también hay que aportar una cantidad suplementaria, que es equivalente a un cincuenta por ciento de la transpirada. Esto es debido a que el deportista elimina también agua con la orina durante el período de competición y subsiguiente recuperación

 

La sensación no es fiable

  • El hombre es el único animal que puede restringir a voluntad propia la ingesta de líquidos. Por lo general el deportista no repone adecuadamente el agua perdida durante el esfuerzo o la exposición a estrés térmico.
  • Es muy importante educar al deportista para que beba mayor cantidad de agua que la que le apetece, en especial cuando el ejercicio es de una duración considerable.
  • El inconveniente es la falta de sed. En este caso la sed no es una señal adecuada para valorar la cantidad de líquido que es necesario reponer.
  • Por consiguiente hay que regular la cantidad de líquidos de una forma programada, teniendo en cuenta la dinámica del ejercicio tanto realizado como pendiente, sin confiar en la sensación de sed, que se presenta de forma tardía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *