Tian Gong consiste en el nombre más abreviado de Tian ZHong Qi gong, que quiere decir campana celestial, proveniente de su precursor que viene a decir campana de bronce. Esta terapia consiste en un método que busca conectar el cielo con la tierra por medio del ser humano conectando así mismo el cuerpo con el alma buscando una evolución física y espiritual de la persona en camino hacia la plenitud de una manera que se caracteriza por ser sencilla a la vez que eficaz.

images-80

Muchas personas no conocen en qué consiste exactamente esta terapia, por lo que es conveniente aclarar que consta de ejercicios con gran facilidad para su aprendizaje con métodos especializados que ofrecen resultados inmediatos a la persona para aumentar su energía de la persona así como del entorno que le rodea.

La persona busca mejorar la salud y su energía por medio de ejercicios simples y profundos, además de potenciar su realización personal y nivel de conciencia, entre otras mejoras que ofrece esta terapia. Existen también seis prácticas introductivas de Tian Gong y prácticas del sistema A para el bienestar propio o incluso convertirse en sanador. Se trabaja en tres niveles: salud y bienestar, sanar el alma y salvar la tierra.

Tiene el conocimiento y la sabiduría de hace 8000 años y de las herencias culturales de la tierra. Es beneficiosa para cualquier persona que se quiera someter a esta terapia. Las personas buscan mejorar para conseguir la unidad con el divino para evolucionar.

1 comentario

  1. Mareleny

    30 abril, 2012 a 17:59

    Hola:
    Soy practicante de Tian Gong y a pesar que solo tengo los conocimientos elementales, puedo decir que es maravilloso la experiencia que se tiene, en menos de 3 años y eso que mis practicas no son constantes, ha cambiado mi emociones negativas que presentaba como pesimismo, inseguridad, falta de fe, ansiedad. Ademas me estoy preparando para el cambio energetico del planeta y esto lo estoy compartiendo con otras personas. Cuanto me hubiese gustado conocer esto hace 10 años, pero nunca es tarde. Gracias a los Maestros. Mareleny Ch. A. – Peru.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *