Zero Balancing es una terapia que busca la armonía de la estructura y la energía del cuerpo de la persona, y se basa en alinear la energía con la estructura física en un sistema simple que tiene en cuenta necesidades específicas. Se busca un balance del cuerpo.

Zero-Balancing

Por eso mismo, uno de los puntos de esta terapia de Zero Balancing es el movimiento, la energía del movimiento que se ve y que no se ve, todo el movimiento. También es importante la energía del cuerpo, que afecta a emociones, vitalidad y humor, entre otras cosas. La falta o cambios de energía en el cuerpo pueden dar lugar o ser consecuencia de la enfermedad.

Una sesión de Zero Balancing puede llegar algo más de media hora con la persona vestida empezando  de manera sentada y pasando a una posición reclinada boca arriba. Se evalúan los campos de energía y el flujo que da lugar al balance de la estructura buscando la máxima relajación y bienestar de la persona.  Se basa en los movimientos suaves y fulcros Es ideal para liberarse de los problemas y creando armonía en el cuerpo de la persona, encontrando campos de energía en el cuerpo. Se recomiendan al menos tres sesiones.

Esta terapia es buena para las personas que buscan autorealizarse y autodescubrirse, sobre todo en personas con tensión y estrés. Es ideal para el encuentro de la propia persona recorriendo el camino propio de casa persona para alcanzar este resultado.

1 comentario

  1. John Sotero

    9 septiembre, 2012 a 4:38

    ¿cual es la diferencia entre la terapia de zero balancing y la terapia craneosacral.

    Gracias
    Jon…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *