El ser humano es un ser inmerso en el tiempo, es decir, es un ser histórico temporal que nace en un lugar concreto y determinado. Nadie puede evitar vivir al margen de los días del calendario. Tal vez por eso, los expertos han comprobado cómo existen personas que tienden a sentir una tristeza importante el domingo por la tarde. Una tristeza con sabor a nostalgia que se vive de forma más intensa en los meses de frío como el otoño y el invierno.

calendario-2

El domingo por la tarde simboliza el final del fin de semana, es decir, la despedida. Por otra parte, implica abrir la puerta de la semana que empieza con fuerza el lunes. De este modo, muchas personas pueden sentir ansiedad y estrés. Una ansiedad que contrasta con la alegría que siente cualquier trabajador el viernes por la tarde. Una emoción inmensa puesto que el fin de semana es un espacio de libertad donde el ser humano puede disfrutar del tiempo de ocio y de la familia. El amor es un alimento emocional en cualquier etapa vital.

A la hora de afrontar el domingo por la tarde con optimismo debemos tener en cuenta que es necesario disfrutar el presente. Es decir, el domingo todavía es un momento para descansar, por eso, podemos evitar la tristeza planificando un plan agradable. Por ejemplo, ir al cine, tomar un café con una amiga, visitar a un familiar o dar un paseo.

Es decir, debemos evitar adelantarnos mentalmente al mañana puesto que de ese modo perdemos la posibilidad de disfrutar el hoy. El descanso del fin de semana es esencial para poder disfrutar de la jornada laboral a lo largo de la semana.

La comunicación también es un medio de expresión de emociones, por eso, debemos confiar en un amigo nuestros sentimientos de tristeza. Puesto que cuando exteriorizamos una emoción somos capaces de luchar contra ella.

4 comentarios

  1. Rosa Mª. Martí

    15 diciembre, 2013 a 18:36

    Como siempre…. interesante. ¡Gracias…!!!

  2. amanda

    15 diciembre, 2013 a 20:26

    excelente ,este sentimiento,pues hay que compartir con mucha gente
    gracias a uds.

  3. Manuel

    2 enero, 2014 a 16:42

    Buenisimo gracias por todo

  4. normaisabel

    21 junio, 2014 a 20:05

    Gracias a dios, ya no tengo esa horrible sensacion, el Domingo x la tarde. Mis dias son mucho mas placenteros; sin tener que esperar el fin de semana. Gracias a dios, ya no tengo q cumplir un horario que condicione mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *