Vacunarse contra la gripe puede ayudar a las personas a mantenerse saludables más allá de la manera obvia, según sugiere una investigación reciente.
Según dijo el Dr. Jacob Udell, cardiólogo del Hospital Universitario de la Mujer y la Universidad de Toronto, la vacuna no sólo protege contra la gripe, sino que también protege de los ataques cardiacos.

En la investigación, se encontró que los que recibieron la vacuna antigripal tuvieron una reducción en el riesgo de ataques cardiacos y otros problemas cardiovasculares graves de casi un 50 por ciento durante un año de seguimiento.

El equipo de investigación re-evaluó los resultados de cuatro ensayos aleatorios que evaluaban cómo la vacuna contra la influenza puede ayudar a la salud del corazón. En total, los estudios contaban con más de 3.200 participantes. Los estudios originales se realizaron entre los años 1994 y 2008.

Algunas de las personas en los ensayos estaban libres de enfermedades del corazón, mientras que otras tenían enfermedades cardiovasculares estables o habían tenido recientemente ataques cardíacos u otros problemas coronarios.

Todos los grupos fueron seguidos durante un promedio de un año. Los que recibieron la vacuna contra la gripe tuvieron una reducción del 50% en el riesgo de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular u otros eventos cardiovasculares mayores.

Los investigadores no saben a ciencia cierta por qué la vacuna contra la gripe puede ser protectora del corazón, pero ofrecieron dos explicaciones posibles.
Primero, la vacuna puede proteger a los pacientes vulnerables con un mal estado de salud de una enfermedad más que pudiera causarles aún más daño.
En segundo lugar, la protección podría provenir de evitar la inflamación asociada con la gripe. La inflamación ha sido vinculada a problemas cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *