La cirugía para adelgazar para tratar la obesidad no sólo mejora la salud de las personas, sino que también beneficia las relaciones y vida social del paciente, según un nuevo estudio.

cirugiaadelgazar

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona interrogaron a más de 200 adultos que se sometieron a una cirugía para perder peso sobre sus resultados quirúrgicos, así como por qué querían la operación en el primer lugar.

Los pacientes, con edades comprendidas entre los 26 y 73 años, fueron cuestionados acerca de su salud y su autoestima, y los cambios que habían experimentado en su vida social, su trabajo y su capacidad para estar físicamente activos después de la cirugía.

Los investigadores encontraron que la razón principal por la cual los pacientes decidieron someterse a la cirugía fue reducir el riesgo de problemas de salud. También querían verse mejor y aumentar su confianza en sí mismos. Muchos pacientes también dijeron que querían ser capaces de hacer más actividad física y evitar el estigma asociado con el sobrepeso.
Los pacientes que deseaban someterse a cirugía para perder peso para evitar la negatividad de su familia y amigos agregaron que sus relaciones mejoraron y se sentían menos deprimidos después de su operación.

Esto demuestra que la superación del estigma de tener sobrepeso, reflejado en las reacciones negativas de los demás, puede conducir a una mayor satisfacción entre las relaciones con familiares y amigos, y en la vida social en general.

Este tipo de cirugía se está volviendo cada vez más común y es una opción más en la batalla contra el sobrepeso y la obesidad que puede llegar a ser evaluada por pacientes y médicos en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *