La salud es algo más que la ausencia de enfermedad, es la presencia de la vitalidad. La salud es la ausencia de obstrucción; es vivir de una manera armoniosa que crea la paz tanto interior como exterior. Cambia el menú. Vuelve a escribir la receta y romper los malos hábitos alimenticios antes de que te rompan a ti.

La desintoxicación es necesaria para la vida como el latido del corazón. Nuestras células están constantemente formando toxinas como productos de desecho normales del metabolismo. Las células liberan las toxinas en la sangre, con unos pocos latidos del corazón, las toxinas son arrastradas hacia el hígado para la desintoxicación.

El proceso de desintoxicación es complejo. Mientras que las toxinas se encuentran aún en el torrente sanguíneo, antioxidantes neutralizan su capacidad oxidante y las dirigen hacia el hígado. Una vez allí, una célula del hígado toma la toxina y libera la molécula antioxidante que entra de nuevo en circulación. La célula del hígado luego se pone a trabajar en la toxina.

Lo que sucede después (lo que se llama el proceso de desintoxicación) consta de dos pasos. En la primera fase de desintoxicación, las reacciones químicas dentro del hígado neutralizan y luego eliminan la toxina mediante la bilis y luego las heces, o el sudor o la orina, o un compuesto intermedio un poco más tóxico. En un segundo paso, este último es vuelto a ser procesado para poder ser eliminado por completo.

La evolución ha diseñado un sistema de desintoxicación para manejar una dieta natural llena de alimentos frescos y vegetales crudos y alcalinizantes.
Si los seres humanos comiéramos sólo nuestra dieta natural, tendríamos todos los antioxidantes que necesitamos para proteger nuestro cuerpo del daño oxidativo causado por toxinas circulantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *