La deficiencia de vitamina D durante el embarazo podría obstaculizar el desarrollo cerebral de los bebés, lo que impediría sus habilidades mentales y motoras, según sugiere un estudio reciente.

Investigadores en España midieron el nivel de vitamina D en la sangre de casi 2.000 mujeres en su primer o segundo trimestre de embarazo y evaluaron las habilidades mentales y motoras de sus bebés alrededor de los 14 meses de edad. Los investigadores encontraron que los niños de madres con deficiencias en vitamina D obtuvieron calificaciones más bajas que aquellos cuyas madres tenían niveles adecuados de la vitamina del sol.

Estas diferencias en las puntuaciones del desarrollo mental y psicomotor probablemente no hagan ninguna diferencia a nivel individual, pero podrían tener un impacto importante en la población.

Investigaciones anteriores han relacionado niveles insuficientes de vitamina D durante el embarazo con trastornos del lenguaje en niños de entre 5 y 10 años de edad. A pesar de estas conexiones, los expertos aún debaten sobre cuánta vitamina D deberían ingerir las mujeres embarazadas.

Un profesional de la salud dela Universidad de Carolina del Sur, el doctor Bruce Hollis, recomienda que las mujeres embarazadas o que desean quedar embarazadas deben obtener 4.000 unidades diarias de vitamina D.
De no poder ingerirlas con la dieta, las mujeres deberían tomar suplementos o pasar entre 10 y 15 minutos al sol durante el verano para conseguir este nivel de vitamina D. Puede ser difícil conseguir esta cantidad de unidades incluso con muchos de los alimentos ricos en vitamina D, como el pescado graso y la leche fortificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *