La coloración rojiza -históricamente considerada como evolutivamente costosa en los vertebrados-podría representar un beneficio fisiológico después de todo, según un estudio publicado recientemente.
La feomelanina, que es responsable del pelo rojo y las pecas en los seres humanos y la coloración anaranjada en otros animales, se sabe que aumenta el daño a las células de la piel y el riesgo de melanoma cuando está presente en grandes cantidades. Además, su síntesis implica el consumo de glutatión, un antioxidante beneficioso.

aves

En un intento por descubrir los factores que favorecen la evolución de feomelanina, a pesar de sus costos, Ismael Galván y Anders Møller, de la Universidad de Paris, examinaron la supervivencia de las crías de una temporada en comparación con otra de una población silvestre de golondrinas europeas, así como las tasas de supervivencia anual de 58 especies de aves de América.

Una hipótesis reciente afirma que el consumo de cisteína (un componente del glutatión) que se produce cuando la feomelanina es sintetizada puede ser beneficioso en condiciones de bajo estrés. La cisteína, que se adquiere principalmente a través de la dieta, puede ser tóxica a niveles altos, por lo que la producción de feomelanina puede ayudar a disminuir las cantidades en exceso de este aminoácido.
Los investigadores midieron los niveles en sangre de ácido úrico en las aves y analizaron la coloración de su plumaje anaranjado en la garganta (indicando el contenido de feomelanina). Cuando compararon las aves que tenían similares niveles de ácido úrico (y por lo tanto una capacidad similar para excretar el exceso de aminoácidos), encontraron que tanto las golondrinas europeas como las aves americanas con mayor cantidad de feomelanina en su plumaje sobrevivieron mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *