Muchas personas que eligen un estilo de vida mas sano o están en proceso de adelgazar consumen las barritas de cereal por ser consideradas un alimento saludable. Frecuentemente las madres compran barritas de cereal ante que otras golosinas a sus hijos porque supuestamente son mas sanas.

barrita

¿Pero son realmente saludables las barritas de cereal?

Las barritas de cereal comercial no siempre son tan sanas como se las publicita.

La mayoría de las barritas de cereal contienen alta cantidad de:

– azúcar

-sal

– grasas saturada o trans

 

Además en muchos casos en el envase  se informa sobre cierta cantidad de nutrientes pero tienen mucho menos.

Es un error pensar que se puede consumir grandes cantidades de barritas de cereal comercial y que no se va a engordar, ya que en exceso también favorecen el aumento de peso.

Las barritas de cereal deben contener menos de 30% de azúcar para ser considerada mas sana que el chocolate u otro aperitivo dulce.

 

Además es importante saber que para ciertas personas están contraindicadas las barritas de cereal comercial como:

-diabéticos

-personas con gastritis

-personas con hernia hiatal

-personas con altos niveles de colesterol

 

Las barritas mas saludables son las que tienen poca o sin azúcar y contienen más fibra. La otra opción es preparar en casa nuestras propias barras de cereal caseras para que sean totalmente saludables y sin agregados de químicos.

No hay que creer todo lo que dice la etiqueta o la publicidad sobre los alimentos comerciales ya que en muchos casos engañan a los clientes sobre que son saludables pero en realidad no lo son.

1 comentario

  1. IMcalidad

    23 mayo, 2014 a 11:23

    Buenos días,

    estoy de acuerdo con tus comentarios a cerca de las barritas de cereal. Y es cierto que no por comer barritas se va a conseguir adelgazar. Muchas de ellas contienen una cantidad alta de calorías y como bien dices pueden contener grasas saturadas (aunque ya los propios fabricantes tratan de evitar). Además existen barritas que son hipercalóricas y que hay gente que las consume sin saberlo, pensando que son hipocalóricas.

    Con lo que no estoy de acuerdo es con lo de no fiarse del etiquetado, yo más bien diría que no se fiasen de los anuncios, pero del etiquetado si deberíamos de fiarnos, ya que en caso de que el fabricante mintiese en él estaría cometiendo fraude y sería denunciable.
    He trabajado varios años en la industria alimentaria y es muy complicado en algunos productos acertar al 100% con el etiquetado nutricional, ya que hay muchos factores que pueden hacer variar las cantidades (uno de ellos el tiempo, ya que con el paso del tiempo la composición de los alimentos va cambiando).

    En cuanto a la composición no creo que ninguna empresa mienta u oculte ingredientes, salvo lo que les permita la ley (un ejemplo son las grasas y aceites, que no indican la procedencia y generalmente solo ponen “aceites y grasas vegetales”, aunque ya hay empresas que empiezan a informar con total transparencia), y esta cada vez es más favorable al consumidor.
    Lo más importante es informar y formar a los consumidores para que sepan leer e interpretar los etiquetados de los alimentos, y sin duda legislar más para evitar que en los anuncios (generalmente de televisión) se confunda a los consumidores.

    Un saludos, y felicidades por su blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *