El descubrimiento de estados de la mente que escapan a la consciencia fue de gran importancia para el desarrollo de las terapias a base de hipnosis. En la hipnoterapia el médico especialista actúa sobre lo que sucede en nuestro inconsciente, ejerciendo efectos duraderos y de alta efectividad. Al ingresar en un estado de hipnosis el paciente se vuelve más receptivo a los consejos e indicaciones del terapeuta, pudiendo recordar más tarde (cuando vuelve al estado de vigilia normal) todo lo acaecido momentos antes.

hipnoterapia

Los orígenes de la hipnoterapia se remontan a épocas antiguas. Se dice que en el antiguo Egipto ya se ponían en práctica diferentes técnicas de hipnoterapia para ejercer un control seguro y eficaz sobre las creencias de algunas personas. En el siglo XIX el médico de origen escocés James Braid fue el primero en acuñar el término de “hipnosis” en su modalidad terapéutica. Posteriormente se incorporarían términos sumamente importantes para el desarrollo de esta disciplina (como la sugestión, por ejemplo).

La hipnoterapia ejerce notables efectos benéficos sobre el organismo en caso de enfermedades con somatización, compulsiones, estados mentales de negatividad y un amplio espectro de problemas psicológicos. Los mejores especialistas, por lo general, tienen una personalidad bastante receptiva y poseen buenas habilidades conversacionales.

Es importante dejar en claro que al someterse a un tratamiento de hipnoterapia no existen riesgos de que el hipnotizador ingrese de forma permanente en nuestra consciencia o que ejerza algún tipo de influencia negativa (tampoco nos hará modificar nada en lo que nosotros previamente no estemos de acuerdo). También hay que tener paciencia y confianza en la eficacia del tratamiento con hipnosis, dado que algunos problemas no se pueden solucionar con unas pocas sesiones (esto nos lo podrá aclarar el especialista al inicio de un tratamiento).

1 comentario

  1. normaisabel

    2 Febrero, 2014 a 22:41

    Yo me he sometido a este tratamiento, cuando era muy joven y a sido absolutamente eficaz.
    Amaria volver a realizarlo. No tengo claro que tipo de especialidad debo buscar.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *