Las mujeres que beben una gran cantidad de bebidas gaseosas dulces durante el embarazo pueden ser más propensas a dar a luz antes de tiempo, según sugiere un estudio reciente.

bebidasendulzadas

El estudio, de más de 60 mil mujeres embarazadas en Noruega, encontró que aquellas que bebieron un refresco azucarado al día tenían un 25 por ciento más de probabilidades de dar a luz prematuramente que las que evitaron las bebidas endulzadas. Sin embargo, no está claro si las propias bebidas tienen la culpa de los nacimientos tempranos. El estilo de vida y otros factores que van junto con el consumo elevado de azúcar también pueden desempeñar un papel.

La nutrición, la edad materna, el tabaquismo, el alcohol, la obesidad, los problemas de salud crónicos como la diabetes, y enfermedades genéticas, han sido implicados en el parto prematuro. Los autores señalaron en su informe que las mujeres que bebían las bebidas más dulces eran también más propensas a fumar, comer más calorías, y tener un índice de masa corporal (IMC) más elevada que las que bebieron menos gaseosas azucaradas.

Lo que las mujeres comen durante el embarazo ha sido objeto de escrutinio en los últimos años. Los estudios han sugerido que una gran cantidad de diferentes alimentos, desde el pescado hasta la cafeína, pueden afectar los resultados del embarazo, incluyendo el parto prematuro.

De cualquier manera, los profesionales de la salud aconsejan que las mujeres debieran tratar de reducir el azúcar y comer más frutas y verduras cuando están embarazadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *