Las bebidas deportivas y energéticas están causando un daño irreversible a los dientes de los adolescentes y adultos jóvenes en los países de alto consumo, según los autores de un nuevo estudio.
Los altos niveles de acidez en las bebidas erosionan el esmalte dental, la capa exterior de brillo de los dientes, según afirmaron los investigadores.

Los adultos jóvenes consumen estas bebidas asumiendo que van a mejorar su rendimiento deportivo y niveles de energía y que son “mejores” para ellos que las bebidas gaseosas.
Sin embargo, la mayoría de estos pacientes se sorprenden al saber que estas bebidas esencialmente bañan los dientes en ácido.

Para el estudio, los investigadores analizaron los niveles de acidez en trece bebidas para deportistas y nueve bebidas energéticas. Ellos encontraron que los niveles de acidez variaban ampliamente entre las marcas e incluso los sabores de la misma marca. El efecto sobre los dientes de estos niveles de acidez se evaluó mediante la inmersión de muestras de esmalte de dientes humanos en cada bebida durante 15 minutos, seguido por inmersión en saliva artificial durante dos horas.
El ciclo se repitió cuatro veces al día durante cinco días, para simular la exposición de los dientes en adolescentes y adultos jóvenes que beben una de estas bebidas cada pocas horas.

Los daños en el esmalte de los dientes fueron evidentes después de cinco días, informaron los investigadores, y las bebidas energéticas ocasionaron el doble del daño que las bebidas deportivas.
El daño en el esmalte dental es irreversible. Sin la protección del esmalte, los dientes se vuelven muy sensibles y son más propensos a las caries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *