Pueden reducir la degradación del cartílago articular. Una investigación publicada recientemente en “Arthritis Research and Therapy” demuestra que el extracto de piel de granada podría retrasar el avance de la artrosis, una enfermedad que afecta principalmente a articulaciones sometidas a movimiento y soporte de peso como rodillas, tobillos, falanges de manos y pies, además de vértebras lumbares y cervicales.

granada2

En concreto, se ha demostrado que inhibe la actuación del complejo proteína ligando-proteína receptora IL1b-ILR1, disminuyendo la activación de la enzima kinasa de la kinasa activada por mitógenos de tipo 3 (MKK3). Después inhibe la actividad de ésta enzima, retardando la activación de la enzima kinasa de proteínas activada por mitógenos p38 de tipo alfa (p38-MAPKa). A continuación, inhibe la actividad de esta enzima decreciendo la activación de la proteína factor de transcripción RUNX de tipo dos (RUNX2). Por último, también inhibe a ésta última dificultando su enlace al DNA, y la consecuente expresión de metaloproteasas degradantes de la matriz extracelular (MMPs).

Estos resultados se han obtenido utilizando técnicas bioquímicas como electroforesis de proteínas seguida de electrotransferencia e inmunoprecipitación (Western blotting), amplificación de DNA mediante reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa (RT-PCR), transfección con RNA interferente de pequeño tamaño (siRNA), así como inmunoensayos enzimáticos (ELISA). Todo ello con varias réplicas para evaluar su fiabilidad estadística, mediante análisis de la varianza (ANOVA).

1 comentario

  1. Graciela Braña

    15 mayo, 2015 a 21:56

    Por favor yo necesitaría el estudio científico o la publicación de los datos de esta investigación. muchas gracias GB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *