La mayoría de  los afectados por la enfermedad de Kawasaki son niños de Japón y Estados Unidos. De hecho en este país es la principal causa de cardiopatía en menores de 5 años del sexo masculino.

enfermedadkawasaki

Se desconocen las causas exactas de la enfermedad de Kawasaki, aunque se cree que puede ser un trastorno autoinmunitario que afecta las mucosas, los ganglios linfáticos y las paredes de los vasos sanguíneos y el corazón. Puede causar especialmente inflamación de las arterias coronarias, lo que lleva a probables aneurismas.

Uno  de los principales síntomas de la  enfermedad de Kawasaki es la fiebre alta por lo menos durante 5 días y que no remite con dosis normales de paracetamol. También son habituales los ojos inyectados en sangre, los labios  rojos brillantes, las membranas mucosas rojas en la boca, las manos y pies hinchados y las erupciones cutáneas en la parte media del cuerpo, entre otros síntomas. Los pacientes incluso pueden sufrir irritabilidad, diarreas, vómitos y tos.

El diagnóstico de la enfermedad de Kawasaki no es fácil porque no existen pruebas específicas para ello. Se hace partiendo los síntomas clásicos de la enfermedad y haciendo algunos exámenes complementarios como analíticas de albúmina y transaminasas en suero, radiografías de tórax, ecocardiogramas y electrocardiogramas.

Si el diagnóstico de enfermedad de Kawasaki es positivo hay que ingresar al niño para iniciar inmediatamente su tratamiento y evitar que se dañen más las arterias y el corazón. Habitualmente se recurre a altas dosis de gammaglobulina intravenosa administrada junto con aspirina para lograrlo. Las expectativas de recuperación total son muy altas cuando se coge a tiempo la enfermedad. Quienes han  sufrido esta enfermedad deben someterse a revisiones de corazón cada dos años para controlar prosibles complicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *