La amenorrea  consiste en la ausencia de la menstruación, ya sea tras la menopausia o durante los períodos de embarazo o de lactancia.

La menstruación aparece durante la adolescencia entre los diez y los dieciséis años y termina entre los cuarenta y cinco y cincuenta años. En ocasiones es frecuente una amenorrea discontinua, en las adolescentes que tienen sus primeras menstruaciones.

ausencia de menstruacion

Las causas que pueden retrasar la menstruación, aparte de un embarazo, puede ser:

  • un situación sobrevenida de crisis, angustia o ansiedad
  • medicamentos anticonceptivos en retirada
  • hormonas que se utilizan en gimnastas o como adlgazantes.
  • Tratamientos de tumores con quimioterapia
  • consumo excesivo de alcohol
  • ejercicios físicos muy intensos y prolongados
  • obesidad o delgadez extremas
  • legrado de útero.

 

Qué hacer ante la ausencia de la menstruación

  • Realizar una prueba de embarazo aunque esté utilizando métodos anticonceptivos.
  • Aprenda ejercicios de relajación o practique yoga o técnicas del control de la respiración si usted padece episodios de ansiedad o estrés en exceso.
  • Evite las drogas y consuma alcohol con moderación
  • Realice una dieta si tiene exceso de peso y haga ejercicio con regularidad

 

La menopausia

Consulte a su médico si sospecha que puede estar iniciando la menopausia. Es posible que si tienen más de cuarenta años y sabe que no está embarazada, tenga reglas irregulares y aparezcan síntomas como sofocos o sensación de mucho calor repentina.

 

También debe consultar al médico si presenta un mayor crecimiento del vello en regiones de la barbilla, el bigote o nota cambios de voz o alteraciones de tamaño en las mamas.

2 comentarios

  1. Lourdes

    10 Mayo, 2014 a 15:53

    Muy buen comentario, pero desearía saber si una persona q es operada desde joven del interior y ya no ve más su menstruación, puede tener algún problema grabe. Gracias

  2. Gladys

    11 Mayo, 2014 a 2:26

    Es necesario poner las causas hormonales y la posibilidad de un tumor en la glándula hipófisis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *