Según un nuevo estudio, las comidas ricas en grasas podrían aumentar la inflamación en personas con diabetes tipo 2.
La inflamación se asocia a muchas complicaciones relacionadas con la diabetes, como enfermedades del corazón.

El estudio incluyó a 54 personas, 15 obesos, 12 con intolerancia a la glucosa (prediabetes), 18 con diabetes tipo 2, y 9 sanas y no obesas – que comieron una comida rica en grasa después de un ayuno nocturno.
Los investigadores compararon los niveles de endotoxinas en la sangre de los participantes antes y después de comer la comida. Las endotoxinas son fragmentos de bacterias que entran en el torrente sanguíneo desde el intestino y se asocian con la inflamación y las enfermedades del corazón.

Todos los participantes tenían niveles elevados de endotoxinas después de comer la comida rica en grasas, pero los niveles en las personas con diabetes tipo 2 fueron significativamente mayores que en las personas sanas no obesas.

Aunque la investigación no muestra causa y efecto, los hallazgos podrían explicar de una manera que la obesidad y la diabetes tipo 2 pueden dar lugar a daño inflamatorio en los vasos sanguíneos y otros tejidos, y ayudar a los científicos desarrollar nuevas formas de prevenir este daño.

La próxima fase de la investigación sería comprender los efectos de las comidas pequeñas y frecuentes, en comparación con las comidas abundantes y frecuentes en los niveles de endotoxinas en los diabéticos tipo 2. También, los investigadores, estarían interesados en conocer los efectos de las comidas de diferente materia grasa y carbohidratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *