Cuando el virus del VIH sida se encuentra en el organismo de una persona, ésta pasa a ser considerada como una bomba latente de tiempo, ya que la misma puede llegar a ser el foco de infección hacia otra sana por medio de diferentes vías.

Sólo por dar un pequeño ejemplo de la forma de transmitir a este VIH sida desde una persona enferma hacia otra sana podríamos mencionar a las siguientes vías:

  • A través de la sangre (por medio de transfusiones).
  • Por medio del semen (incluso con el fluido preseminal).
  • El fluido vaginal y la leche materna.

Hemos mencionado a los diferentes medios que utiliza el virus VIH sida para poder introducirse en un organismo sano, aunque también cabe mencionar los medios físicos por los cuales esto podría llegar a ser posible:

  • Mediante una relación sexual. El involucra a una vaginal, anal u oral de una persona enferma con VIH hacia otra sana.
  • Al utilizar agujas usadas por una persona enferma con VIH, algo que puede darse quienes consumen drogas por medio de una inyección.
  • Por medio de la transmisión vertical, lo cual se produce de madre a hijo.

Para tomar en cuenta en el contagio del sida

De lo que mencionamos anteriormente podríamos deducir a otros cuantos factores más por los cuales se podría llegar a producir esta infección del VIH sida:

  • Transmisión del virus por medio del recto (en relaciones homosexuales).
  • Por medio de la vagina.
  • A través del pene.
  • Por la boca (en relaciones sexuales orales o con besos con encías sangrantes).

Ahora bien, todo lo que hemos mencionado anteriormente nos muestra la gran variedad y diversidad de medios de contagio que pueden existir para esta enfermedad de sida, debiendo también tomarse en cuenta otros factores que no son medios de contagio sino que más bien, son puros tabús. Bajo este aspecto, el sida no se transmite por:

  • El aire ni tampoco por el agua.
  • Por picadura de mosquitos.
  • Por acariciar animales que previamente los habría tocado un enfermo con sida.
  • Por compartir servilletas, cubiertos o cualquier otro objeto que no involucre a fluidos sexuales y contacto sanguíneo.
  • Por medio de las heces, la saliva, las lágrimas, el sudor, el fluido nasal, vómitos, la orina.
  • Por acariciar y abrazar a una persona infectada.

Hay quien considera que un simple beso con una persona infectada no puede ser el foco de contagio hacia una sana, lo cual es cierto en determinada medida si el beso es superficial. Pero si ello involucra a intercambios de fluidos (beso francés) y las encías del enfermo con sida se encuentran sangrantes, ello podría involucrar a un posible contagio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *