Un grupo de  investigadores encontró que tanto el azúcar en la sangre y la insulina, la hormona que mantiene los niveles de azúcar en la sangre bajo control, fueron similares independientemente de la cantidad de alimentos con grasas trans que la gente comía. Aunque las grasas trans aumentan los niveles de colesterol “malo”, no parecen tener efectos duraderos sobre el azúcar en la sangre, de acuerdo con una nueva revisión de la evidencia médica.

Las-grasas-trans

Las grasas trans, técnicamente conocidas como ácidos grasos trans, se encuentran en los productos animales y aceites vegetales procesados ​​químicamente. La relación entre las grasas trans y los niveles altos de colesterol es ampliamente aceptada, pero ha habido resultados contradictorios sobre el efecto en el control de azúcar en la sangre, que está implicado en la diabetes.

 

En respuesta a los estudios que vinculan el alto consumo de estas sustancias con un mayor riesgo de enfermedades del corazón, las autoridades en Estados Unidos han requerido que los fabricantes de alimentos revelen los porcentajes de grasas trans en las etiquetas de nutrición.

 

Para tener una mejor idea de la influencia de las grasas trans en el azúcar en la sangre y la insulina, científicos combinaron los resultados de siete experimentos que incluyeron a 208 personas.

 

En cinco de los estudios, los niveles de azúcar, la insulina y el colesterol en sangre de los participantes fueron controlados durante unas semanas bajo una dieta de alto consumo de grasas trans y durante otras semanas, cuando las grasas trans fueron sustituidas por otras grasas, como el aceite de palma o aceite de soja.

 

Dos de los estudios compararon las personas que consumían una dieta que incluía las grasas trans con otras personas que consumían una dieta sin grasas trans.

 

No hubo cambios en el azúcar de la sangre o los niveles de insulina durante los tiempos en que la gente comía grasas trans, en comparación con cuando comieron las otras grasas. Sin embargo, los investigadores encontraron que durante semanas en que se consumieron las grasas trans los niveles de colesterol “bueno” o HDL bajaron y se elevaron los niveles de colesterol “malo” o LDL.

 

Algunos expertos manifestaron que el resultado no es una prueba definitiva de que las grasas trans no pueden influir en los niveles de azúcar en la sangre. Argumentaron que a pesar de que un par de semanas es tiempo suficiente para ver un efecto sobre el colesterol, un posible efecto sobre el metabolismo podría no aparecer hasta más tarde.

 

Otro de los estudios se prolongó durante 16 semanas, pero tampoco se encontraron diferencias en la glucemia o cambios en la insulina entre las personas que comían grasas trans y los que comían otras grasas.

 

Aunque las grasas trans tienen un efecto sobre el control de azúcar en la sangre, se está convirtiendo en un punto discutible dado que la cantidad de grasas trans que come la gente ha disminuido considerablemente.

1 comentario

  1. marcos poyanc

    24 Febrero, 2013 a 15:38

    solo una y gracias por toda la informacion y represento a muchas personas,y mi pregunta es cuales son los alimentos que tienen grasas trans sin otro particular muchas bendiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *