Estas úlceras dolorosas de color blanco o amarillento denominadas aftas, aparecenen el interior de la boca, en los carrillos, bajo la lengua, el paladar o las encías.

Se trata de unas lesiones de pronóstico benigno que se presentan sobre todo entre los diez y los cuarenta años y con mayor incidencia en mujeres. También se ha comprobado que la herencia familiar es un factor de aparición.

afta dolorosa

Evolución del afta

Su proceso es largo y muy doloroso, impidiendo en ocasiones que la persona haga vida normal o que tenga dificultades para alimentarse.

En un estado previo aparece una sensación de ardor o quemazón con hormigueo.

El dolor suele disminuír en una semana y el afta desaparece de forma espontánea en una o dos semanas, aunque si la úlcera es grande puede tardar más tiempo en curar.

Hay personas que experimentan crisis de aftas en determinadas épocas del año.

 

Sus causas 

Son múltiples, encontrándose entre las más habituales:

  • infecciones
  • falta de vitaminas
  • embarazao
  • menstruación
  • alergias
  • estrés
  • limpieza dental excesiva
  • mordeduras de lengua o carrillos
  • manipulaciones dentales, etc…

 

Qué hacer

  • evitar alimentos calientes o condimentados
  • mantener la higiene bucal
  • realizar enjuagues con agua con sal o preparados a base de clorhexidina sin alcohol tras el cepillado.
  • la aplicación de agua oxigenada rebajada con agua al cincuenta por ciento ayuda a calmar el dolor.

 

Cuándo acudir al médico

  • si su afta es mayor de un centímetro de diámetro, no le deja comer y persiste por más de dos semanas.
  • Si aparecen de forma recurrente o más de tres veces al año
  • si aparece a la vez fiebre, diarrea, dolor de cabeza o erupciones cutáneas

1 comentario

  1. Encarna

    8 Mayo, 2014 a 16:04

    Hola, yo siempre he tenido muchas aftas y la verdad que algunas veces te desesperan, pero empezé a consumir miel. por ejemplo dejé de utilizar azucar en el café y le pongo miel, y la verdad no sé si ha sido x eso que a mí me han desaparecido desde entonces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *