Las mujeres que comieron manzana seca todos los días durante un año observaron una disminución persistente de su nivel de colesterol, según un nuevo estudio.
En comparación, las mujeres que comieron ciruelas pasas todos los días mantuvieron niveles estables durante un año, lo que sugiere que la fruta podría evitar que los niveles de colesterol se eleven.

Si bien comer fruta parece ser beneficioso, el estudio no pudo afirmar que el colesterol de las mujeres hubiera sido diferente si no se hubieran añadido las ciruelas o manzanas a la dieta, ya que el estudio no incluyó mujeres que no comieran alguno de los frutos.

El doctor Bahram Arjmandi, autor principal del estudio y director del departamento de Ciencias de Nutrición, Alimentos y Ejercicio de la Florida State University, comentó que han habido estudios anteriores que observaron los efectos de las manzanas en la salud, pero no experimentos en seres humanos que dejaran claro si el consumo de estas puede alterar los factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

El equipo de investigación pidió a 45 mujeres que comiera unos 75 gramos (aproximadamente dos manzanas) de manzana seca cada día durante un año. Por otro lado, 55 mujeres comieron 100 gramos de ciruelas pasas al día durante un año, según el estudio.
Al inicio del estudio y después de tres, seis y 12 meses, las mujeres dieron una muestra de sangre para medir el colesterol.
Después de tres meses, las que comieron ciruelas no tuvieron ninguna diferencia en sus niveles de colesterol, y los niveles se mantuvieron estables durante los 12 meses.
Entre las que comieron la manzana se seca, el colesterol total se redujo en un 9% y el colesterol LDL también se redujo en un 16%.

1 comentario

  1. xexar percusivo

    25 septiembre, 2012 a 23:03

    excelente y muy interesante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *