Los dolores de cabeza afectan al 50 por ciento de los pacientes con VIH/SIDA, y muchos de estos son severos, según advierte un nuevo estudio.
Cerca del 27,5 por ciento de los 200 pacientes en el estudio con VIH/SIDA sufrían de migraña crónica, una rara condición en la cual una persona experimenta síntomas de migraña durante 15 días o más por mes. Esta condición ocurre sólo un 2 por ciento de las personas de la población general.

Esto se traduce en un aumento de 13 veces del riesgo de migraña crónica entre los pacientes con VIH. El vaticinador más fuerte de los dolores de cabeza suele ser la severidad de la enfermedad del VIH, de tal manera que los pacientes con una forma más avanzada de la enfermedad padecen más frecuentemente, de forma más severa y más incapacitante las migrañas.

Los hallazgos del estudio relazados en pacientes clínicos que padecían de VIH o SIDA podrían ayudar a conducir a nuevos y mejores tratamientos y reducir los costos médicos totales para estos pacientes que sufren las migrañas.
Esta investigación es de interés para los médicos clínicos y los fisiatras por varias razones. Investigaciones recientes demuestran que, a pesar de la disponibilidad de medicamentos que efectivamente disminuyen la progresión de la enfermedad, la mayoría de las personas no la tienen bajo control.
El estudio nuevo muestra que estos pacientes con menor control sobre la enfermedad son más propensos a sufrir con más frecuencia estas migrañas severas a tasas que exceden las de la población general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *