A pesar de lo que algunas investigaciones han sugerido, las mujeres que sufren de migrañas podrían no tener mayores riesgos de tener sobrepeso que las mujeres que no las sufren, según un gran estudio reciente.

migrana y exceso de peso

Algunos estudios, aunque no todos, han encontrado una relación entre el exceso de peso y una mayor tasa de migraña. Pero estos se han realizado en las personas en un momento determinado en el tiempo – y no queda claro si los kilos o las migrañas vinieron primero.

En teoría, las migrañas podrían contribuir al aumento de peso indirectamente. Los dolores de cabeza frecuentes o severos podrían evitar que una persona ejercite regularmente, por ejemplo. Pero los nuevos hallazgos no apoyan esta teoría.

Los resultados se basan en el estudio de 19.162 mujeres profesionales de la salud que tenían 45 años de edad o más, y de peso normal, al momento de entrar en el estudio. Casi 3.500 informaron de un historial de migrañas.

Durante los siguientes 13 años, el 41% de esas mujeres llegaron a tener sobrepeso, mientras que el 4% se volvieron obesas. Las probabilidades de ser obesas no fueron mayores entre las mujeres con antecedentes de migraña, y el riesgo de tener sobrepeso era sólo un poco más alto: 11%.

Las migrañas severas no parecen conllevar un riesgo de kilos de más, tampoco. Las mujeres que tenían migrañas semanales o a diario no estaban en mayor riesgo de tener sobrepeso u obesidad que aquellas cuyas migrañas aparecían un par de veces al año.

Existe un límite del estudio, sin embargo, ya que todas las mujeres eran mayores de 45 años al inicio del estudio. No sabría decirse con certeza qué sucede en mujeres más jóvenes.

2 comentarios

  1. Almu

    2 Octubre, 2012 a 22:05

    Tengo migraña desde los 8 años. Solia tenerla de 6 a 7 veces al mes, y ahora llevo 2 años con un tratamiento recetado por el neurologo, y me va muy bien,por que casi no tengo episodios.Y a mis 40, soy una mujer delgada.

  2. Carmen

    9 Julio, 2014 a 13:13

    Que tratamiento tienes? a mi me mandaron uno y aún sigo con migrañas, estoy desesperada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *