Las Sales de Schüssler recuperan tu piel después del caluroso verano. Al pasar un verano de ensueño y dejar atrás esas merecidas vacaciones, vemos que nos podemos llevar una “acompañante” muy molesta para la rutina diaria: una piel seca, poco elástica y deteriorada. El exceso de sol, a veces de forma consciente y a veces no, provoca problemas en nuestra epidermis. Ahora es el momento de empezar a recuperar esa vitalidad que acostumbra a lucir nuestra piel. La falsa consideración de que la piel más bronceada es más saludable y el afán por brillar con una piel morena, producen un envejecimiento prematuro. Las Sales de Schüssler nos ayudarán a mantener la piel tersa y suave y nos ayudarán a no perder la vitalidad anhelada.

Debemos saber que nuestra piel goza de una excelente “memoria”, sobretodo en el momento de acordarse de las horas de sol recibidas, y que la cantidad de horas solares que puede absorber es limitada. El sol daña la capacidad de formar melanina, el pigmento que nos defiende, y con los años, su capacidad de reparación se supera y aparecen las manchas. Además, el sol deteriora la capacidad elástica del colágeno, los muelles que dan elasticidad a nuestra piel, y cuando esta capacidad se supera aparece la flacidez y las arrugas del envejecimiento. Los baños de sol durante las vacaciones extraen la humedad de nuestra piel. El equilibrio que nos brindan Las Sales de Schüssler es esencial para adaptarnos a los cambios climáticos. Viene el frío y debemos ajustar la temperatura interior y exterior. Nuestra piel se reseca, aparecen los labios agrietados y perdemos esa vitalidad que lucía.

¿Aspiramos a tener una piel bonita y lisa? Entonces Las Sales de Schüssler nos serán de gran ayuda. No sólo fijan y estiran la piel, sino que también fortalecen otros órganos y tejidos del cuerpo. Una alteración en el reparto de las sales minerales importantes para la epidermis (quizás ocasionado por una enfermedad, por una alimentación equivocada, o por una sobreexposición a sustancias tóxicas o al sol) puede afectar negativamente al aspecto de la piel.

El inicio de la estación fría significa de nuevo estrés y adaptación al cambio constante de calor en el interior y frío en el exterior. La ayuda de Las Sales de Schüssler de DHU será fundamental para afrontar este cambio. El Trío SoFt, formado por la combinación de las Sales nº 1, nº 8 y nº 11, revitalizará nuestra piel, le otorgará el equilibrio de sales necesario y nos permitirá lucirla saludable incluso en invierno. La sal nº 1, Calcium fluoratum D6, nos ayudará a distribuir de una forma correcta este mineral en nuestro organismo, fortaleciendo y tensando nuestra piel. Esta sal regula el grado de elasticidad de un tejido hasta que alcanza el nivel considerado normal. Además, para un efecto multiplicador, debemos aplicar diariamente La Pomada de Las Sales de Schüssler nº 1, que restablece la capa de protección natural de la piel y evita la perdida de humedad. Por otro lado, debemos sumar a la Sal nº 1, la importante acción que lleva a cabo La Sal nº 8, Natrium chloratum D6. Esta gran reguladora de la humedad de la piel es extremadamente eficaz en los problemas relacionados con la sequedad en la piel y en las membranas mucosas.

Para cerrar el tratamiento con el Trío SoFt, la Sal nº 11, Silícea, es la encargada de que uñas y piel tengan un aspecto bello y saludable. Es considerada como el cosmético bioquímico por excelencia y tiene importantes efectos antienvejecimiento. Es ideal para recuperar la piel después del abuso de sol del verano. Además, si añadimos La Pomada de La Sal de Schüssler nº 11 estabilizaremos la estructura cutánea al mismo tiempo que alisamos la piel.

Si crees que reparar la piel después del  verano es complicado y requiere mucho esfuerzo, no estás en lo cierto. Vuelve a mirarte en el espejo al salir de casa. Apuesta por el Trío SoFt de las Sales de Schüssler. Un simple tratamiento será suficiente para volver a lucir una piel que, además de saludable, mantendrá la hidratación y un envidiable tono durante todo el invierno.

Sigue este sencillo planning:

Mañana: 2 comprimidos de la sal nº1. Calcium fluoratum D6 + Pomada nº 1

Mediodía: 2 comprimidos de la sal nº 8. Natrium chloratum D6

Noche: 2 comprimidos de la sal nº 11. Silicea D6 + Pomada nº 11

  • Los comprimidos deben dejarse disolver en la boca, sin tragarlos ni masticarlos. Con las pomadas, se debe realizar un suave enérgico y ascendente en las zonas afectadas.
  • El tratamiento debe durar entre 4 y 6 semanas, aunque los buenos resultados obtenidos pueden invitar a seguir con el tratamiento de forma permanente. No existe ningún problema en tomar Las Sales de Schüssler durante toda la vida. De hecho, es lo más recomendable ya que no contienen ni estabilizadores, ni colorantes ni aromatizantes.

Finalmente, como complemento de la terapia, los baños completos o parciales con Sales de Schüssler son muy eficaces. De este modo, los agentes de las Sales penetran en el cuerpo a través de la piel, y ayudan a recuperarla ya desde el primer instante. Diluyendo unos comprimidos en la bañera, podremos disfrutar de un excelente baño reparador.

3 comentarios

  1. nelly

    6 marzo, 2012 a 22:59

    quisiera conocer más se este medicamento para la piel ,mi trabajo es con rostro ,todo lo que tiene que ver con belleza. ¿donde se vende el producto?. cual es el valor.
    atte. nelly .

  2. MARIBEL MAZUECOS

    9 julio, 2012 a 17:49

    hola quisiera saber si para el sudor de manos y pies,que tal silicea pomada11.Me la aconsejo la farmaceutica y no noto nada al contrario me sudan las manos mas.

  3. rosa

    27 diciembre, 2014 a 0:22

    tengo vitíligo desde hace 22 años en cara, manos piernas, brazos, etc., podría indicarme que sales y/o pomadas de Schüssler son las mas indicadas para este problema. También sufro hipotiroidismo, gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *