Inspirada en el taoísmo con la dualidad del Yin y el Yang, dos categorías simbióticas pero complementarias existentes en todos los aspectos de la vida y del universo, la acupuntura es una forma de medicina tradicional china que pretende curar diferentes enfermedades.

acupun

Las técnicas de la acupuntura están basadas en la implantación de agujas muy finas sobre la epidermis en diferentes puntos localizados del cuerpo, en vistas a mejorar la circulación de la energía en función de los “meridianos” (líneas que recorren todo el cuerpo).

Normalmente, la acupuntura se recomienda en los casos de enfermedades víricas suaves, o de origen orgánico. Algunas anestesias se realizan a través de las técnicas de acupuntura, sin que por ello tengan efectos secundarios, y son tan eficaces como las tradicionales.

La práctica de la acupuntura exige, al igual que cualquier especialidad médica, una serie de riesgos por los efectos molestos que pueden provocar. Por ejemplo, las reglas de higiene son muy importantes en lo concerniente a las técnicas.

Razón por la cual, en caso de utilización de agujas no asépticas, inadaptadas o utilizadas en varios pacientes en zonas sensibles, el acupuntor se expone a que el enfermo se contagie de algunas infecciones o de cualquier otro efecto nocivo.

La acupuntura se considera un arte terapéutico cuyo diagnóstico es elaborado sobre una visión energética del hombre y del universo.

Se pueden tratar algunos puntos de la acupuntura sin necesidad de utilizar agujas, sino a través de masajes precisos y cuyas técnicas son fáciles de aprender. A pesar de que su eficacia pueda ser cuestionada, no podemos olvidar que se trata de una terapia que está ampliamente demostrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *