Las vacunas estimulan la formación de anticuerpos en el organismo, defensas que actuarán contra eventuales infecciones. En algunas enfermedades víricas o en el tétanos, no existe tratamiento, por lo tanto la vacuna es de vital importancia.

vacunas-adultos

Dosis de recuerdo

Aunque los adultos hayan sido vacunados en la infancia, es posible que con los años se pierda la capacidad de fabricar dichos anticuerpos.

Las dosis de recuerdo estimulan las vacunas manteniendo la protección adecuada.

 

Las principales vacunas para adultos:

  • Tétanos. Si fue vacunado de forma correcta en la infancia, necesita una dosis de recuerdo cada diez años. Se administra con la vacuna contra la difteria en una sola inyección.
  • Gripe. Cada año es diferente. Protege contra la gripe de forma eficaz, ya que ésta puede causar complicaciones muy severas sobre todo en personas mayores de sesenta y cinco años y en quienes padezcan una enfermedad de tipo crónico.
  • Neumococo. Se utiliza para prevenir la pulmonía, sobre todo en mayores de sesenta y cinco años y personas en situación de riesgo con enfermedades crónicas y defensas bajas. Con una dosis suele ser suficiente.
  • Rubéola. Esta enfermedad puede afectar gravemente al feto durante el embarazo. Las mujeres que deseen procrear, deberán informarse de si están vacunadas contra esta enfermedad.

En circunstancias ocasionales como epidemias, enfermedades de familiares cercanos, viajes, etc…, puede ser necesario administrar otras vacunas, o algunas nuevas que no existían hace unas décadas, como es el caso de la vacuna de la hepatitis B, A, o de la meningitis A+C

En todos los casos debe consultar a su médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *