Hace ya algunos años que se vienen anunciando videoconsolas que, por medio de algún juego basado en actividades físicas como pueden ser el baile, el golf o el tenis, tratan de simular deportes en los que teóricamente se te obliga a mover el esqueleto.

Wii_sports

De acuerdo a las palabras de Jordi Pou, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la Asociación española de Pediatría, las estaciones de juego electrónico no se pueden tomar en ningún caso a modo de sustitutas de los deportes de siempre.

Si alguno ha probado a jugar con aparatos como la Wii (una de las consolas que más se han servido del deporte para promocionarse) habrá observado que muchos de los juegos que requieren movimiento corporal pueden hacerse igualmente sentados en el sofá, o si obligan a estar de pie casi nunca suponen un esfuerzo considerable.

De este modo, los expertos afirman que el uso de este género de videoconsolas no resulta efectivo para reducir problemas como la obesidad o el sedentarismo. Pou advierte que “estos juegos virtuales, al menos por el momento, no pueden sustituir al deporte clásico en absoluto”.

Es más, se puede dar el caso de que esta clase de juguetes electrónicos propicie efectos negativos sobre la salud, puesto que con frecuencia se obliga a repetir un mismo movimiento, y si la persona se “engancha” a estos juegos, realizará más tiempo del recomendado para esa actividad en concreto.

Estas consecuencias perjudiciales son más peligrosas en los casos de niños pequeños por su nula atención a las instrucciones y recomendaciones que acompañan al juego.

Jordi Pou también hace especial hincapié en diferenciar un tipo de juego para cada edad, por ejemplo, determinados juguetes virtuales trabajan la cooperación y la creatividad mientras que otros tantos realzan y fomentan los valores sociales, características que se dan en distintas edades y de forma diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *