Las vitaminas C y E reducen el riesgo de infarto cerebral. Una dieta alta en vitaminas C y E reduce el riesgo de infarto cerebral, particularmente entre los fumadores. Así se desprende de un estudio efectuado por investigadores del Centro Médico Erasmus de Rótterdam (Holanda) que acaba de publicar la revista Neurology, órgano de la Academia Americana de Neurología.

frutas-y-verduras

Los datos indican que las personas que toman menos de 95 mg de vitamina C al día con la alimentación son un 30% más propensas a sufrir un infarto cerebral que quienes toman más de 133 mg. Y constataron que en el caso de los fumadores ese riesgo se reduce en un 70%. También protege de ello la vitamina E, especialmente a los que fuman. De hecho, el riesgo de sufrir un infarto cerebral se reduce en un 20%. En la investigación participaron 5.197 personas de más de 55 años que vivían independientemente, nunca habían sufrido un infarto y a las que se controló 6 años y medio de media. En ese tiempo 253 padecieron infartos cerebrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *