El latigazo cervical es una de las lesiones de cuello más habituales hoy en día, sobretodo debido al gran número de accidentes de tráfico que ocurren y a la cada vez más habitual práctica de ciertos deportes de riesgo.

latigazocervical

 

Se produce cuando la cabeza sufre una aceleración por un impacto que repercute sobre el cuello y lo hace desplazar de manera brusca hacia adelante y hacia atrás. El resultado de padecer este movimiento brusco es lo que se denomina latigazo cervical y sus consecuencias son muy parecidas a lo que sería un esguince en otra parte del cuerpo. Hay que tener en cuenta que un vehículo que va tan sólo a 30 km por hora impactando  por detrás con otro ya puede producir esta lesión a sus ocupantes.

La facilidad con la que puede darse un latigazo cervical hace que esta lesión haya afectado cada vez a más personas en nuestro país durante los últimos 30 años y su incidencia ya se sitúa en los 300 casos por cada cien mil habitantes al año.

Un estudio realizado recientemente entre los pacientes afectados de latigazo cervical ha llegado a la conclusión de que se da sobretodo en las colisiones de tráfico traseras y que afecta especialmente a las personas jóvenes y altas que ocupan los asientos delanteros de los automóviles.

El tratamiento del latigazo cervical es bastante sencillo. Habitualmente se opta por inmovilizar el cuello con un collarín, administrar antiinflamatorios y hacer reposo durante dos semanas. Posteriormente es recomendable hacer fisioterapia para fortalecer los músculos afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *