Para resolver algunos problemas respiratorios con origen en las fosas nasales no necesitamos adquirir costosos remedios y probar terapias demasiado extrañas. Una técnica ancestral, conocida como lavado nasal, puede ayudarnos a mejorar una amplia variedad de problemas nasales de forma rápida, limpia y segura.

lavado-nasal

El lavado nasal está recomendado para eliminar el exceso de mucosidad en las fosas nasales, está indicado en casos de sinusitis y actúa como cicatrizante de heridas en la parte interna de la nariz. En casos de inflamación de la mucosa nasal también puede brindar alivio y desinflamación. Algunos casos de dolor de cabeza también pueden mejorar notablemente con la aplicación de un lavado nasal.

Para efectuar un lavado nasal solo necesitaremos una solución salina con una concentración del 0.9% (basta con disolver una cucharadita de sal marina —no debe ser sal de mesa— en una taza de agua tibia). Colocaremos la solución en un recipiente con un pico vertedor y procederemos a efectuar el lavaje. En primer lugar tenemos que inclinar la cabeza a 45 grados para introducir el agua en una fosa nasal. Después de que el agua haya ingresado inclinaremos la cabeza hacia la otra dirección en la misma inclinación de 45 grados. Al terminar el lavado nasal veremos que la solución pasa de un orificio nasal al otro arrastrando todo tipo de gérmenes y pequeñas partículas de polvo, junto a la mucosidad acumulada.

 

Después de efectuar un lavado nasal podemos volver a respirar como de costumbre por las dos fosas nasales a los pocos segundos de concluir. Puede que al terminar este lavado nasal sintamos la necesidad de escupir restos de solución que pueden haber pasado al canal faríngeo. Esta técnica de lavado nasal podremos repetirla a voluntad siempre que nos encontremos con algún problema respiratorio de origen externo.

4 comentarios

  1. Ortopedia

    18 Agosto, 2011 a 18:26

    Pienso que nos falta como sociedad una mayor educación en cuanto a igiene bien entendida. con ello me refiero a que el concepto de igiene m´s extendido no pasa mucho m´s de ducharse diariamente, oler bien y no tener manchas, y nos falta esa cultura y esas técnicas de igiene con m´s base científica y eficacia.

  2. Cristobal

    15 Octubre, 2012 a 6:13

    Gracias por la nota como dice el comentario de arriba pasa un tema de educacion que nose enseña, llegue a este blog por medio de metodos de respiracion y para eso se necesita tener las fosas nasales limpias

  3. EREONI RIVERO NÚÑEZ

    23 Julio, 2014 a 21:48

    Interesante!!! mi abuela acostumbraba hacer lavado de nariz, especialmente cuando aparecían resfriados o gripe,y aconsejaba que mi mamá lo hiciera en sus hijos, yo fui una que lo practiqué, y me sentía mejor, respiraba bien y no tuve más problemas de garganta. Gracias por esta nota.

  4. ROSY

    8 Septiembre, 2014 a 3:35

    Mi testimonio es que con lavado nasal,en forma continuada,elimine sinusitis,y,x consiguiente,las afecciones de garganta,yo los hago de un modo simple y tambien eficaz(que no es como se indica en yoga),y es asi:preparo la solucion con agua y sal marina,y,con un goterito,mando a una fosa nasal,inclino la cabeza hacia atras,y entonces se va a la otra fosa,y,asi sucesivamente,es exelente…y natural….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *