Las legumbres o leguminosas, son verduras que han sido cultivadas desde la antigüedad. Su característica más importante es que poseen un alto contenido proteico. Pero este es solo uno de los muchos beneficios para la salud, por lo que son usadas como alimento básico en todo el mundo.

legumbres

Las dietas ricas en legumbres sirven para reducir los niveles de colesterol en el organismo, controlar la glucemia en personas diabéticas y prevenir las enfermedades cancerígenas. Sus propiedades permiten que al tomarse junto a cereales se conforme una proteína completa.

La ingesta de estas con frecuencia, reduce la presión arterial, pero también ayuda a controlar las funciones del colon y a prevenir y tratar el estreñimiento, así como diversos problemas del sistema digestivo, son una excelente fuente de fósforo, hierro, magnesio, manganeso y potasio. Contribuyen significativamente a la salud del corazón pues tiene ácido fólico y vitamina B6 en grandes cantidades.

Una de las propiedades de las leguminosas es que contienen isoflavonas, sustancias cuya estructura se asemeja a la de los estrógenos, por lo que resultan muy útiles para aliviar los trastornos de la menopausia.

Además, el jugo de legumbres verdes es un remedio natural para combatir la gota. Cabe destacar que para algunas personas resultan un poco indigestas, provocándole problemas de flatulencia. La causa es un tipo de fibra llamada oligosacáridos que tiene unas moléculas no absorbibles por el organismo. Este compuesto pasa al intestino y es descompuesto por bacterias, lo que produce dichos gases.

La mejor manera de reducir el efecto de los oligosacáridos y, por tanto, la flatulencia, es cocinar muy bien las legumbres o consumirlas en forma de brotes, lo cual en realidad es mucho más beneficioso para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *