La práctica de deportes tiene innumerables beneficios, pero también numerosos riesgos. En deportes de alto contacto físico, como el fútbol, se pueden sufrir todo tipo de lesiones con consecuencias variables. Como en el fútbol no se utilizan tantas protecciones como en otras actividades deportivas (como el fútbol americano) es bastante común que aparezcan esguinces, torceduras y fracturas.

Los casos de esguinces de tobillo son uno de los problemas más frecuentes entre los futbolistas de nivel profesional. Como en este deporte es necesario realizar movimientos bruscos hacia los dos lados cambiando de dirección en cuestión de segundos el tobillo puede sufrir torsiones más amplias de las que puede llegar a tolerar. Las torceduras y calambres en el fútbol, por otra parte, tienen origen muscular y pueden aparecer por contracciones bruscas en cualquier momento de un partido. Las zonas más afectadas por los calambres son los cuádriceps y las pantorrillas.

Al practicar deportes como el fútbol también se pueden producir fracturas. En el fútbol la mayoría de las fracturas afectan a las extremidades más bajas del cuerpo. Casi siempre surgen por una falta cometida por el equipo rival. Las rodillas también son un centro óseo y articular que puede sufrir las consecuencias del desgasto y del mal uso corporal. En ocasiones, un giro mal dado o una técnica incorrecta para impactar la pelota pueden ocasionar molestias en las rodillas que de hacerse crónicas pueden conducir a lesiones de distinto nivel de gravedad.

 

En deportes como el fútbol también se pueden sufrir lesiones en la cabeza. Cuando dos jugadores se disponen a cabecear una pelota o cuando el arquero va a atrapar el balón pueden producirse contactos demasiado fuertes que pueden llevar a contusiones y heridas. Los arqueros son los jugadores que mayor cuidado deben tener con sus brazos y cabezas (por el hecho de estar jugando con estas partes del cuerpo cuando los jugadores del equipo rival van a impactar el balón con sus piernas).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *