Este producto es ideal para aquellas personas que necesitan bajar sus niveles de colesterol de manera natural. La linaza proviene de la semilla de la planta de lino y su principal componente son los aceites grasos omega 3 y omega 6, así como los lignanos (muy similares a las fibras).

Linaza

Además, la linaza es rica en vitamina B, magnesio y manganeso.

Mediante una reciente investigación llevada a cabo por la Universidad de Iowa se supo que ingerir 3 cucharadas diarias por 3 meses es muy bueno para bajar en forma significativa el colesterol, sobre todo en hombres.

El estudio examinó los efectos de los lignanos en 90 hombres y mujeres que fueron diagnosticados con colesterol alto. Durante 3 meses ingirieron 150 miligramos por día de semillas de lino, al culminar la investigación los hombres notaron cambios significativos en su dieta.

La linaza puede ser comida rociando diferentes frutas y yogur, puede ser el condimento ideal para ensaladas verdes.

Si prefieres, puedes ingerirlas cocidas, agregándolas a diferentes panes. Otra excelente opción son las barritas de granola. Son fáciles de preparar y pueden ayudar a sustituir las almendras, el maní y cualquier fruta seca.

Te pasaremos una receta muy simple para que las puedas preparar en pocos minutos.

Ingredientes: 2 tazas de avena, ¾ tazas de semillas de girasol, 1 taza de cacahuates picados, 2/3  taza de azúcar morena, ½ taza de miel, 4 cucharadas de mantequilla, 2 cucharaditas de esencia de vainilla, ½ cucharadita de sal. Puedes agregarle chips de chocolate, trocitos de frutas secas, pasas, o alguna fruta deshidratada.

Para su preparación mezclamos la avena con las semillas de lino, las de girasol y las frutas secas. Por otro lado debes mezclar el azúcar moreno con la miel, la mantequilla, la vainilla y la sal. Lleva a fuego lento por unos minutos. Une ambas preparaciones mezclando enérgicamente.

Cubre una placa para horno con papel enmantecado para que no se adhiera y vierte la preparación procurando que quede unificada. Cocínala y deja enfriar 2 o 3 horas antes de cortarlas. Una vez que estén bien frías pueden ser consumidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *