El linfoma de Hodgkin se da en adultos y es un tipo de cáncer que  afecta el sistema linfático del organismo. Existen cinco tipos distintos de este cáncer y alguno de los factores que lo determinan son:

  • La edad adulta
  • El ser de sexo  masculino
  • Tener infección originada por el virus de Epstein-Barr.
  • Tener antecedentes familiares de primer grado

Linfoma-Hodgkin

Algunos de los  síntomas que pueden llevar a pensar que una persona sufre un linfoma de Hodgkin son:

  • La inflamación de los ganglios linfáticos sin dolor
  • Fiebre sin motivo
  • Sudores nocturnos exagerados
  • Adelgazar sin motivo
  • Cansancio sin explicación
  • Prurito en la piel

Ante estos síntomas un médico empezara por realizar un examen médico del paciente y revisar su historial médico. Las pruebas requeridas incluyen un análisis sanguíneo completo, una biopsia de los ganglios linfáticos y una determinación del fenotipo inmune

Tanto el tratamiento como las posibilidades de recuperación de la enfermedad dependen de la etapa en que se encuentre el linfoma de Hodgkin y del tipo que se padezca, así como de la edad, el sexo y la salud general del paciente. Si se trata lo antes posible es fácil de curar en la mayoría de los casos.

Los adultos que tengan diagnosticado un linfoma de Hodgkin tienen a su disposición tratamientos estándar para el cáncer como la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía. También pueden valorar participar en algunos de los ensayos clínicos que se llevan a cabo actualmente con medicinas alternativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *