Muchas personas que han llegado a cumplir los cien años lamentan la distancia que separa su viveza y sus aptitudes mentales del funcionamiento lento de su cuerpo. En efecto, su agilidad mental no encuentra respuesta en  su maquinaria biológica, que sigue el ritmo implacable del envejecimiento.  Pero, ya que parece difícil encontrar el elixir de la eterna juventud, nos preguntamos si al menos es posible alcanzar una edad avanzada con una buena calidad de vida, disfrutando del tiempo que ha tocado vivir sin lamentaciones.

cienanos

Los estudios estadísticos nos muestran un perfil tipo de la persona que llega en buenas condiciones a la centena:

  • De cada diez personas, nueve son mujeres
  • Personas que han trabajado intensamente la mayor parte de su vida
  • Personas con carácter optimista, alegre y emprendedor
  • Personas que saben encajar los golpes duros
  • Caracteres fuertes y autoritarios
  • Como consumidores no se privan de nada pero tampodo hacen excesos
  • Un buen nivel cultural
  • Amor por la vida en general
  • El envejecimiento óptimo incluye disfrutar de la vida como factor esencial para luchar contra sus avatares.

 

Tres modelos centenarios

Un estudio llevado a cabo en Estados Unidos ha descrito tres perfiles de personas que llegan a cumplir los cien años.

  1. Quienes han escapado a las taras de la vejez, principalmente las enfermedades crónicas degenerativas y multifactoriales, incluído el cánder, enfermedad cardiovasular y diabetes.
  2. Quientes antes de cumplir los cien años aún gozaban de una buena salud, pero en la actualidad padecen alguna enfermedad.
  3. Quienes han alcanzado dicha edad sobreviviendo a pesar de sus numerosos achaques y enfermedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *