El simple hecho de tomar un lápiz requiere la coordinación de decenas de músculos. Para hacer esta tarea más manejable, la corteza motora del cerebro implementa un sistema de accesos directos. Se cree que, en lugar de controlar cada músculo de forma independiente, la corteza cerebral activa los músculos en grupos, conocido como “sinergias musculares”. Estas sinergias se pueden combinar de diferentes maneras para lograr una amplia gama de movimientos.

accidente-cerebrovascular

Un nuevo estudio del MIT, Harvard Medical School y el Hospital de San Camillo de Venecia halló que después de un accidente cerebrovascular, estas sinergias musculares se activan en formas alteradas. Además, estas interrupciones siguen patrones específicos dependiendo de la gravedad del accidente cerebrovascular y la cantidad de tiempo que ha pasado desde el mismo.

Los resultados podrían conducir a mejores técnicas de rehabilitación para pacientes con accidente cerebrovascular, así como una mejor comprensión de cómo la corteza motora coordina los movimientos.

Los investigadores creen que estos patrones de sinergia, que son determinados tanto por la gravedad del déficit y el tiempo desde ocurrido el accidente cerebrovascular, podrían ser utilizados como marcadores para describir de una manera más completa el estado de deterioro de los pacientes individualmente.
Los hallazgos también podrían ayudar a los médicos a diseñar mejores programas de rehabilitación. El equipo del MIT trabaja actualmente con varios hospitales para establecer nuevos protocolos terapéuticos basados en los marcadores descubiertos.

Según los profesionales, hay una gran necesidad de afinar los procedimientos actuales para la rehabilitación recurriendo a los principios derivados de una investigación más avanzada sobre el cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *