Cuando se toma una clase común de antidepresivos durante el embarazo, puede llegar a afectar la capacidad lingüística del bebé en sus etapas de desarrollo más tempranas, sugiere un nuevo estudio.

 

El estudio encontró que el tratamiento de mujeres embarazadas con depresión con serotonin re-uptake inhibitors (SSRIs) podría acelerar la capacidad del bebé para centrarse en las vistas y sonidos de su lengua nativa.

 

“Este estudio muestra cómo la depresión materna y su tratamiento puede cambiar el tiempo de desarrollo del lenguaje en los bebés”, dijo Janet Werker, profesora de psicología en la Universidad de British Columbia, en Vancouver, Canadá, y autora principal del estudio.

Werker subrayó que el estudio no muestra que el desarrollo “sped-up” asociado con las madres embarazadas que tomaron estos antidepresivos fuera necesariamente beneficioso para el proceso de aprendizaje infantil del lenguaje.

 

El estudio también encontró que la depresión durante el embarazo no tratada con medicamentos podría prolongar una fase temprana del desarrollo del lenguaje. El estudio aparece el 8 de octubre en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

 

La serotonina es una hormona que regula el sueño, el apetito y el estado de ánimo y contribuyen a la felicidad y sensación de bienestar. Los SSRIs aumentan la cantidad de serotonina disponible fuera de las células, lo que aumenta la capacidad de las células nerviosas de transmitir la serotonina. Los ISRS también se utilizan para tratar la ansiedad y los trastornos alimentarios.

 

Los anti depresivos SSRI son comúnmente prescritos como el Prozac (fluoxetine), Lexapro (escitalopram), Paxil (paroxetina) y Zoloft (sertralina).

 

Esta nueva investigación es la última de una creciente evidencia que demuestra que la depresión en el embarazo y los medicamentos que se toman para combatir el trastorno, pueden afectar el desarrollo del feto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *