El sol es beneficioso para la salud de las personas solo si la exposición es de forma adecuada. Todos se benefician de tomar un poco de sol excepto los niños recién nacidos hasta los 8 meses aproximadamente.

Los bebes lactantes no deben estar al sol ni en forma directa ni indirecta por lo que no deben ser expuestos al sol en la playa, montaña, parques o plazas.

Es altamente peligrosos para bebes tan pequeños el sol porque su piel y vista es muy sensible por lo que puede producirles efectos negativos en su salud.

bebesol

Las consecuencias para los bebes lactantes al estar al sol son:

-quemaduras en la piel

-ampollas

-insolación

-erupciones

 

Algunos padres de bebes pequeños le colocan protector solar y un gorro y creen que pueden llevarlos a la playa. Pero este tipo de precauciones no alcanza, es mejor evitar cualquier contacto con el sol.

Por lo que si vamos de vacaciones con un pequeño bebe debemos taparlo con ropa liviana pero que cubra todo el cuerpo para evitar que el sol alcance su piel cuando estamos al aire libre.

Además deben llevar gorro y cubrirlo con la lona de los cochecitos para que el sol no moleste la vista del bebe.

Si se expone al bebe al sol se aumenta el riesgo además de que en el futuro pueda ser más propenso a tener cáncer de piel.

A veces los padres no quieren resignar la playa o ciertos paseos y llevan a su bebe pequeño aunque haya mucho calor y sol pero esto puede ser realmente peligroso para su salud.

Los bebes lactantes deben estar alejados del sol para estar saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *