Andar o caminar es un ejercicio que se adapta a cualquier situación, no importa si estás de vacaciones, de viaje por trabajo o en qué zona vivas. Para empezar a moverte y andar, puedes tomar una ruta cualquiera.

La realización de actividad física hace que el cuerpo funcione y esté activo. Con el deporte ejercitamos nuestro organismo para mantenerlo en buen estado físico. El ejercicio físico tiene un impacto muy positivo, tanto en niños como en adultos, puesto que se suele practicar en ambientes saludables y al aire libre.
Hacer ejercicio de manera regular ayuda a prevenir enfermedades, a controlar el peso y el porcentaje de grasa corporal. Pero no solo eso, además, fortalece los huesos, mejora la capacidad de fatiga, evita el estrés y mejora el estado de ánimo.
Uno de los mejores ejercicios que existe, que se puede realizar a diario y que casi todo el mundo puede practicar es caminar. No solo es apropiado para perder peso, sino que evitamos muchas lesiones que otros ejercicios producen. Por ejemplo, los deportes de impacto que pueden dañar las rodillas.

Hay que tener en cuenta que, como todo ejercicio, debe hacerse de una forma determinada para obtener los resultados deseados y que puedas beneficiarte de todas sus ventajas.

– Es importante no dar zancadas muy grandes y que los pasos sean rápidos.

– Mantén los hombros sueltos y relajados.

– La respiración debe ser abdominal, recuerda que andar es un ejercicio aeróbico y la respiración es muy importante.

– Lleva calzado y ropa adecuada.

– Camina al menos durante 30 minutos al día

 

Beneficios de caminar

Caminar es uno de los ejercicios más saludables para conseguir estar en forma y tener un cuerpo sano y equilibrado. Además, te hará sentir bien dado que caminar hace que tu cerebro libere endorfina y serotonina, las hormonas de la felicidad.
Puedes aprovechar tus caminatas para escuchar música y relajarte, es una forma de hacer la ruta más amena y placentera y hará que te olvides por un momento de los problemas.
Nunca es tarde para empezar. Las personas que son sedentarias y empiezan a caminar de forma regular, rápidamente empiezan a obtener beneficios.

 

 

Y también cuida tu dieta

  • Cuando termines de hacer ejercicio come algo ligero para no llegar a las comidas principales con demasiada hambre. Un tentempié con fruta de temporada o una tostada ligera con membrillo y frutos secos es ideal.
  • Evita los alimentos con alto contenido de grasa o de azúcar, anularían el trabajo conseguido.
  • Después del ejercicio, para relajar los músculos y recuperarlos, toma frutos secos. Un complemento vitamínico te ayudará a recuperarte.
  • En la comida o en la cena un buen menú debe incluir cereales o legumbres, verduras y proteínas.

5 COMENTARIOS

  1. Ha sido de mucha utilidad, sabía algunos beneficios pero no tanto, muchas gracias una seguidora de vosotros ,
    Antonia

  2. Hola Carmelo Recibo con regularidad tus interesantes artículos. Has venido a Chile para dictar algún taller o curso? Sería bueno verte y conocer tu visión de la vida personalmente. Saludos

  3. Muy buenos y variados los consejos. Gracias y espero seguir recibiendo-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here