Los guisantes son también conocidos como arvejas o chícharos. Este alimento pertenece a la familia de las legumbres, es de textura suave, y su color es verde brillante, por lo que le brinda al organismo un gran poder nutritivo. Se comercializa en el mercado congeladas, enlatadas, secas y frescas.

arvejas

Estas legumbres, se pueden utilizar de varias maneras, sirven para regular y generar la energía que necesitan los músculos durante la práctica de actividad física, y además ayudan al metabolismo de los nutrientes provenientes de otros alimentos.

Las arvejas son ricas en proteínas y carbohidratos, son bajas en grasa y constituyen una buena fuente de fibra, vitaminas A, B y C, cuando se consumen frescas o refrigeradas, suministran tiamina y hierro. La fibra que contienen es soluble en agua, promueven el buen funcionamiento intestinal y ayudan a eliminar las grasas saturadas.

Además, proporciona energía que ayuda a permanecer más tiempo la glucosa en la sangre. En su estado fresco este vegetal es más rico en tiamina, vitamina B1, que es esencial para la producción de energía, la función nerviosa y el metabolismo de los carbohidratos.

Es rica en minerales como fósforo y hierro, contiene una alta concentración en fibras y son bajas en grasas. Es muy útil en los procesos de coagulación de la sangre y en el fortalecimiento de los huesos. La fibra que contiene evita el estreñimiento y ayuda a prevenir el cáncer de colon. Debido a su poder antioxidante, es útil en la protección de la retina y de enfermedades de la vista como las cataratas.

Este vegetal aporta al organismo, vitaminas del complejo B y A, y cuenta con una excelente calidad de betacarotenos, que actúan en contra de los radicales libres, encargados del envejecimiento prematuro. Entre los minerales que aportan las arvejas se encuentran el potasio y hierro, y también los fitoquímicos, como luteína, zeaxantina, y carotenos de calidad.

Esta es una muy buen opción en la dieta diaria, por lo cual se puede tener en cuenta a la hora de variar algunos platos sin perder nutrientes y alimentarse sanamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *