El deterioro cognitivo leve, que incluye problemas con la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el juicio, puede ser una señal temprana de la enfermedad de Alzheimer. Los adultos mayores que consumen gran cantidad de hidratos de carbono y azúcar tienen un mayor riesgo de deterioro cognitivo leve, según un nuevo estudio.

 

deterioro-cognitivo

En el estudio participaron 940 personas, de entre 70 y 89 años, que no tenían problemas cognitivos al inicio del estudio y que proporcionaron información sobre sus hábitos alimenticios. Dentro de cuatro años, 200 de los participantes comenzaron a mostrar deterioro cognitivo leve,  afirmaron los investigadores de la Clínica Mayo en Estados Unidos.

 

Los que reportaron el mayor consumo de carbohidratos eran 1,9 más probables de desarrollar deterioro cognitivo leve que aquellos con la menor ingesta de hidratos de carbono. Los que tienen el mayor consumo de azúcar eran 1,5 más probables de desarrollar deterioro cognitivo leve que aquellos con el consumo más bajo.

 

Aquellos cuyas dietas tenían los más altos niveles de grasa y proteína fueron del 42 por ciento y 21 por ciento menos probables, respectivamente, de desarrollar deterioro cognitivo leve que aquellos con la menor ingesta de grasa y proteína.

 

En general, cuando la grasa total y el consumo de proteínas fue considerado, el riesgo de deterioro desarrollo cognitivo leve fue de 3,6 veces mayor para las personas con el mayor consumo de hidratos de carbono, según el estudio, publicado en la Revista de la Enfermedad de Alzheimer y financiado por el Instituto Nacional de Envejecimiento de Estados Unidos.

 

“Un alto consumo de carbohidratos podría ser malo para el ser humano, porque los carbohidratos impactan en el metabolismo de la glucosa y de la insulina”, dijo la autora del estudio y epidemióloga Rosebud Roberts en un comunicado de prensa de la Clínica Mayo.

 

“El azúcar funciona como un combustible en el cerebro, por lo que el consumo moderado es bueno, sin embargo, los niveles altos de azúcar en realidad pueden impedir que el cerebro utilice el azúcar, similar a lo que vemos con la diabetes tipo 2”, dijo Roberts.

 

Roberts resaltó que los resultados destacan la importancia de una dieta bien balanceada. “Creemos que es importante que las personas ingieran un equilibrio saludable de proteínas, carbohidratos y grasas, porque cada uno de estos nutrientes tienen un papel importante en el cuerpo”, aseveró.

 

Si bien los investigadores encontraron una asociación entre las dietas cargadas con azúcar y altas en carbohidratos y el deterioro mental, no establecieron una relación de causa y efecto.

2 comentarios

  1. mara

    30 abril, 2013 a 17:25

    Muy interesante el articulo,continuen asi informandonos para mejorar nuestra salud.

  2. DINORAH Beaz De Perez

    30 abril, 2013 a 21:17

    Excelente artículo! Sigan educandonos acerca de lo que es saludable, especialmente para los adultos mayores. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *