Con el tiempo, el sueño se hace más corto, menos recuperador y los despertares nocturnos son más frecuentes. A parte de ciertas patologías, conviene saber las causas de estos desarreglos del sueño, que normalmente son debidos al envejecimiento natural.

trastornos-del-sueno

Sin embargo, existe una serie de remedios simples y eficaces para luchar contra las malas noches, sin necesidad de tomar ningún medicamento.

El sueño está estructurado en diferentes fases: inducción, sueño ligero, profundo y paradójico. El sueño profundo es el más reparador, el paradójico es el que provoca los sueños.

Estas diferentes fases del sueño se organizan en ciclos, ellos mismos separados por un breve tiempo de desvelamiento. Durante una noche completa, los ciclos del sueño se suceden en un número variable, en función de la edad. Efectivamente, la duración del sueño necesario para sentirse bien al día siguiente, varía de un sujeto a otro.

La diferencia de edad

El envejecimiento modifica sensiblemente la forma de dormir:

. La duración total del sueño disminuye con la edad y ciertas fases se modifican, en particular el sueño profundo que se hace más corto;

. Volverse a dormir entre dos ciclos cuesta más, y suele retrasarse por culpa de la ansiedad y los factores externos (ruidos de vecinos, temperatura excesiva de la habitación…);

. Las ganas de dormir se adelantan por la tarde y el despertar matinal es más precoz;

El sistema de regulación del sueño y la vigilia es menos eficaz, porque ciertas hormonas que permiten sincronizar el cuerpo con el entorno se segregan en menor cantidad.

Todas estas modificaciones del sueño hacen que las personas mayores, más sensibles a los acontecimientos de la vida, tengan una influencia más directa sobre la calidad del sueño. Esto termina por provocar las somnolencias diurnas, aumentando la necesidad de echarse una siesta.

1 comentario

  1. Mª CRUZ

    8 febrero, 2013 a 10:40

    Tengo 57 años y llevo años padeciendo de insomnio por lo que tomo todas la noche una pastilla de Orfidal y ultimamente duermo muchísimo mejor, pero lo que me preocupa es que desde que duermo bien, me cuesta un HORROR levantarme por la mañana, hasta el extremo de llegar tarde a trabajar algo impensable para mí. Que puedo hacer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *