Por desinformación, falta de interés o desidia, se cometen errores en las pautas de alimentación que a la larga pueden ocasionar trastornos severos o graves enfermedades. Vale la pena hacer un esfuerzo para mejorar la nutrición.

errores-dietas

  • Subalimentación. Las carencias severas son habituales en jóvenes obsesionados con no engordar y una idea errónea de los productos que provocan obesidad. También ocurren en la tercera edad, cuando los ancianos viven solos o piensan que sus necesidades alimenticias son mínimas.

 

  • Escasez de productos lácteos en la dieta. El calcio es un nutriente indispensable cuyo mayor aporte se recibe a través de la leche y derivados. Muchas personas aducen intolerancia a estos productos, cuando en realidad padecen una falta de habituación que se solventa incorporando pequeñas cantidades progresivamente.

 

  • Escasez de frutas y verduras frescas en la dieta. Se consideran alimentos poco nutritivos, o que no producen sensación de saciedad, más indicados para regímenes de adelgazamiento. También existe cierta reticencia por la necesidad de elaborar y cocinar las verduras frente a otros alimentos de fácil preparación.

 

  • Demasiada carne en la dieta. Es una creencia muy arraigada pensar que la alimentación basada exclusivamente en la carne es de superior calidad. Su consumo moderado es un excelente complemento, pero el abuso es un error alimentario.

 

  • Abuso de las grasas saturadas. Grasas calentadas a elevadas temperaturas en frituras pueden transformarse en agentes nocivos para la salud. Es conveniente freír el alimento rápidamente y dejarlo escurrir.

 

  • Abuso de azúcares y derivados. Se ha incrementado peligrosamente el consumo de productos dulces de elaboración industrial como sustituto de meriendas y postres, tanto en adultos como niños. Su abuso eleva el riesgo de diabetes, caries, obesidad, y causa desequilibrios por falta de otros nutrientes.

 

Llevar un horario de comidas regular contribuye al buen funcionamiento del aparato digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *