Las personas que consumen mucho alcohol podrían estar en riesgo de sufrir una hemorragia cerebral a una edad relativamente temprana, según informaron investigadores. El consumo excesivo de alcohol ha sido considerado como un factor de riesgo de accidente cerebrovascular.
En el nuevo estudio, investigadores franceses se centraron en los hábitos de consumo de 540 personas que habían sufrido una hemorragia intracerebral. Una cuarta parte de ellos bebía grandes cantidades de alcohol antes del accidente cerebrovascular, consumiendo el equivalente de al menos cuatro bebidas diarias.
La hemorragia cerebral de dichos pacientes bebedores se produjo, en promedio, a la edad de 60 años, frente a los 74 años de los pacientes que no eran bebedores empedernidos, según informaron los investigadores.
El consumo crónico de alcohol aumenta el riesgo de sangrado en una edad muy joven.

Los grandes bebedores no sólo eran más jóvenes cuando tuvieron su hemorragia cerebral, sino que también eran relativamente sanos. En comparación con los pacientes que no eran bebedores empedernidos, eran menos propensos a tener antecedentes de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular o síntomas de un pequeño accidente cerebrovascular.

Los resultados coinciden con lo que se conoce sobre el alcohol y el riesgo de accidente cerebrovascular, y hay razones para creer que beber en exceso es en sí mismo un problema. Además de sufrir hemorragias cerebrales a una edad más joven, algunos de los grandes bebedores en este estudio también tuvieron un peor pronóstico.
Cuando los investigadores tomaron en cuenta otros factores, como el tabaquismo, los grandes bebedores mostraron el doble de probabilidades de morir. El recuento de plaquetas y la relación de protrombina fue significativamente menor entre los bebedores de alcohol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *